Inteligencia Emocional

La inteligencia emocional, es la capacidad de expresar emociones y hacerlo de manera equilibrada, armónica para ti y para las personas con las que interactúas en tu vida.

Para descubrir cómo podemos mejorar la Inteligencia Emocional, tenemos que analizar qué es, cómo funciona y cómo nos manejamos nosotros en cada uno de los niveles implicados.

Él psicólogo Daniel Goleman, experto en inteligencia emocional, la definió como “el conjunto de habilidades que sirven para expresar y controlar los sentimientos de la manera más adecuada en el terreno personal y social. Incluye, por tanto, un buen manejo de los sentimientos, motivación, perseverancia, empatía o agilidad mental. Justo las cualidades que configuran un carácter con una buena adaptación social”.

Para comprender mejor nuestro funcionamiento tenemos que diferenciar las emociones de los sentimientos, porque aunque a veces se usen como sinónimos, no lo son. La palabra emoción proviene del término latino emovere (sacudir, agitar), denomina así un estado afectivo que se caracteriza por ir acompañado de determinadas alteraciones corporales.

Podríamos decir que son las emociones las que impulsan los sentimientos. Las personas experimentamos emociones básicas como: sorpresa, asco, tristeza, ira, miedo, alegría o felicidad. Los sentimientos, en cambio, son evaluaciones conscientes de nuestras emociones; son menos intensos que las emociones, pero tienen una duración mayor.

Cada ser humano es único y experimentan sus propias emociones. La respuesta emocional ante cualquier situación es una mezcla de las reacciones psicofisiológicas comunes a todos los seres vivos, junto con las características particulares de cada persona relacionadas con su aprendizaje, vivencias, carácter y personalidad. Por esta razón en algunas ocasiones las reacciones son casi idénticas y en otras son impredecibles.

Las emociones son expresiones biológicas y psicofisiológicas que actúan en el organismo liberando hormonas y neurotransmisores (dopamina, la serotonina, oxitocina, noradrenalina o cortisol) que pasan desde nuestro cerebro a nuestro torrente sanguíneo impulsando nuestras acciones, o nuestra forma de manifestar los sentimientos.

Para poder expresar nuestras emociones de forma equilibrada primero es necesario conocerlas y aceptarlas. Seguiremos ahondando en nuestras emociones en próximas entregas.


Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • YouTube - Black Circle
  • Instagram - Black Circle
  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle